Estimados lectores, estamos nuevamente con un tema de actualidad, espero que sea de vuestro agrado. Ahora como ya es conocido los dispositivos Smart (inteligentes) que existen en casi todos lados, asimismo los IoT (Internet of Things por sus siglas en inglés, Internet de las Cosas) que se está volviendo popular y será en el futuro el pan nuestro de cada día.

Estimados lectores, estamos nuevamente con un tema de actualidad, espero que sea de vuestro agrado. Ahora como ya es conocido los dispositivos Smart (inteligentes) que existen en casi todos lados, asimismo los IoT (Internet of Things por sus siglas en inglés, Internet de las Cosas) que se está volviendo popular y será en el futuro el pan nuestro de cada día.

Estos equipos son muy pocos vistos por el personal de IT dentro de las empresas y su sistema operativo no recibe actualizaciones ni parches ni su firmware es revisado y cambiado, por tal motivo se convierten en un peligro dentro de una red interna, ahora imagínense dentro de un hogar donde las personas son de muy poco entendimiento en cuestiones de seguridad tecnológica.

Ahora otro problema que se suscita es la de los dispositivos IoT, que están llegando de apoco a nuestros hogares y empresas, tenemos refrigeradoras, cocinas, parlantes, cafeteras, lavadoras, estos equipos que se conectan en nuestras redes internas son los que conforman la casa inteligente, donde todo lo controlamos con un solo aparato.

El inconveniente radica que vienen con defectos desde el diseño, muchas veces no tienen una marca específica y no se sabe si existen actualizaciones o corrección de errores en sus sistemas implantados.

A simple vista son dispositivos inofensivos, pero pueden ser tan peligrosos como dejar la puerta abierta de tu casa.

Así mi estimado lector, muy pronto se estará entregando las medidas preventivas para minimizar el impacto de seguridad ocasionado por los IoT y los Smart.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − cuatro =